Capítulo 23 Un nuevo horizonte

Aquellos minutos de desesperación por tener mi pasaporte retenido y luego anulado me pusieron en tal estado de estrés que me juré que si salía de esta, esa sería la última vez que pisaría mi país mientras el gobierno de facto de los Castro siguiera en el poder. Al cruzar la puerta de inmigración y ver aquella cola kilométrica para pasar el chequeo de seguridad por poco convulsiono, pero afortunadamente había una chica gritando mi nombre y al identificarme enseguida me pasó de primero. Obviamente tuve que quitarme mi cinto, zapatos, todo lo que tenía en mis bolsillos etc. Así que lo hice lo más rápido que pude y salí corriendo detrás de la  muchacha que me iba dirigiendo hacia la puerta de salida. Al entrar al avión enseguida la aeromoza me ubicó y sin perder el tiempo me dispuse a poner mi mochila viajera (sin mucho de valor, pero repleta de sueños) en el compartimiento de gaveta encima de mi asiento.

Me senté y traté de respirar profundo un par de veces ya que estaba demasiado estresado y agitado por la corredera, y no podía respirar con facilidad; cuando de momento veo entrar al avión dos uniformados de seguridad preguntando por mi nombre. Ahí como que el alma se me salió del cuerpo, me quede frio y con ganas de desaparecer de la faz de la tierra. ¿Para qué me estaban buscando? ¿Qué habría salido mal ahora? La aeromoza les dijo donde yo estaba y mientras ellos se aproximaban yo temblaba por dentro sin saber por qué, pero estaba totalmente aterrado. Hoy pienso que quizás fue por el trauma vivido cuando me sacaron de aquel avión en Holanda que me llevaría a Nueva York. Al llegar a donde yo estaba, me extendieron la mano y me dijeron “Aquí tienes, dejaste tu billetera y tu reloj cuando pasaste seguridad. Tienes suerte que nos hayamos dado cuenta” ¡Uaoh, que alivio! Al fin pude dar un respiro hondo y exhalar un poco de aquel estrés. Además, ¿imaginan que hubiese pasado si al llegar a Lima me hubiese dado cuenta que no traía mi billetera? Bueno a la verdad tuve mucha suerte ahí.

Esta vez estaba seguro que definitivamente no regresaría a Cuba. Pasara lo que pasara, tenía que quedarme y tratar de salir adelante. No sabía si lograría llegar a EEUU o no, pero no había marcha atrás. Mientras el avión corría por la pista, yo solo miraba el aeropuerto y de imaginarme a mi papá allí viviendo todo aquel drama conmigo se me salían las lágrimas. No sabía que tiempo pasaría hasta que lo volviera a ver. Aquel recuerdo de ver la terminal aérea desde la ventanilla del avión mientras este se alzaba por los aires de mi Habana, no lo puedo olvidar hasta el día de hoy. Y así me fui hasta Lima, con el sufrimiento de saber que esta vez pasarían años hasta que volviera a ver a mis seres queridos. Una nueva tierra me esperaba, nuevos amigos, y en fin, una nueva vida que tendría que enfrentar solo este cubano errante y sin un rumbo fijo, con la esperanza de un día ver sus sueños hechos realidad.

PERU

El vuelo no fue malo, prácticamente ni lo sentí ya que mi mente iba distraída, aún estaba medio aturdido por todo lo que había pasado. Vine  a reaccionar cuando prácticamente iba llegando a Lima. Ya era de noche, pero aquella mega ciudad totalmente iluminada me parecía alucinante. De momento olvidé todo el sufrimiento anterior y mi corazón se llenó de emoción y esperanza. Desde que salí del avión se respiraba un aire de bienvenida,  no sé, era una experiencia totalmente distinta a la del aeropuerto de Kiev. En Ucrania uno siente que llega a otra cultura, donde la gente no habla tu idioma, donde todo te parece raro, donde sientes y te recuerdas a cada instante que eres un emigrante. Aquí no, desde mi llegada al aeropuerto me sentía en mi cultura, en mi ambiente, en un suelo que podía hacer mío si se me daba la oportunidad. La gente sumamente educada, guiándote hacia el control de pasaporte, diciéndote “Bienvenido al Perú”, una experiencia única realmente.

airport_limaY este fue el punto que más influyó en mi decisión de ir al Peru, el idioma. No hay nada más agradable que hablar y ser entendido. Poder preguntar, poder defenderte, poder hacer lo que tú quieras y llegar tan lejos como tú quieras sin la barrera que la otra persona no entienda lo que tú dices y que te frustres sin poderte expresar. Este sentimiento de pertenencia cultural no tiene precio, y lo pude palpar desde el momento que bajé de aquel avión. Al pasar por el control de pasaportes no tuve la menor objeción. El oficial muy amable, me hizo un par de preguntas, me estampó mi pasaporte, y me repitió lo que ya había oído al llegar pero que había hecho mella en mi corazón  “Bienvenido al Perú”.

Ahora, aquí estaba la situación. Yo no conocía a la familia de Naún, mi amigo peruano de Kiev, y tampoco sabía quién me recibiría en el aeropuerto. Él solo me dijo que uno de sus hermanos me esperaría allí. Era un poco confuso pues había muchísima gente allí esperando a sus familiares que venían en los diferentes vuelos que habían llegado. Yo solo veía la multitud y no sabía para dónde ir, si lanzarme a salir entre ellos o ir por otra parte. Bueno, me decidí a pasar entre ellos y si nadie me decía nada o no veía algún cartel, trataría de hacer una llamada pues tenía un par de números telefónicos que me dio Naún. Pero al salir sentí alguien gritando mi nombre entre toda aquella gente y yo miraba pero no podía distinguir quien me llamaba. Así que seguí caminando y al salir del área de espera me encontré con Freddy, quien se presentó como el hermano de Naún.

Eran ya las 11 pm cuando salí  del aeropuerto, y al llegar a la casa ya era media noche, así que decidimos dejar las conversaciones para el día siguiente. Yo estaba muy cansado debido el trajín del día, incluyendo el tropelaje en el aeropuerto de La Habana, y como imaginarán caí muerto a la cama. Al día siguiente conocí a la familia de mi anfitrión y como es lógico, querían saber todo sobre Cuba. Eso fue una tarea difícil pues lo que menos quiere uno es dar una mala impresión de su país ¿verdad? Pues nada, les comenté cómo era la vida allá y le expliqué que el mayor problema era el no tener la libertad de expresarse, entre algunas otras prohibiciones; pero que si iban de turismo algún día realmente no verían esto, pues los extranjeros por lo general no tienen problemas allá, al contrario, son bien cuidados.

lima-peru-travel-guide

Bueno, luego de las presentaciones, la amena conversación y un exquisito desayuno peruano, ya me picaba la curiosidad por salir a conocer. Así que con Freddy me fui a explorar mi nuevo territorio. Primero dejamos sus hijitos en la escuela, a su esposa en el trabajo, y él no tenía que trabajar pues había sacado una semana de vacaciones para ubicarme, ya que Naún le había dicho que mi objetivo era quedarme, entonces él tomó esos días para mostrarme la ciudad y ayudarme a buscar algún alquiler. Pero primero lo primero ¡a recorrer Lima! No tengo palabras para expresar lo hermoso de esta metrópolis. Lima es cultura, es hospitalidad, es pasión, es alegría. La población capitalina es totalmente mixta; y la gente es sumamente agradable, hospitalaria, noble, conversadora, trabajadora. El centro histórico de la  ciudad, donde se encuentra la famosa Catedral de Lima, y el Palacio de Gobierno, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1988, por la importancia que tuvo la ciudad durante el Virreinato del Perú, dejando como huella una enorme cantidad de legados arquitectónicos.

100_7160Freddy se encargó de mostrarme la mayoría de los puntos interesantes de la ciudad, incluyendo el casco histórico, Cerro San Cristóbal (de donde se aprecia una vista hermosa de la ciudad), la zona turística de Miraflores, Larcomar, Rosa náutica, entre otros atractivos. A la verdad que yo estaba extasiado, me gustaba tanto lo que veía que no podía con tantas emociones. Para el almuerzo fuimos a comer a una cevicheria que él conocía. Fue la primera vez que probé el ceviche y ¡me encantó! Claro, acompañado de la gaseosa bandera del Perú, la Inca-Cola, también riquísima y va de maravillas con el picante del ceviche.

ceviche-lima-peru

plaza-mayro620_1853121b

lima_nightMi primer día en la hermosa capital peruana y yo caía rendido de amor a sus pies ¡qué ciudad! Ese día yo desperté un amor inexplicable por aquella tierra de cultura milenaria, llena de tradiciones y gente linda. Yo estaba convencido que era allí donde yo quería vivir. Primero, porque se hablaba mi idioma y me sentía libre, no sé cómo explicar ese sentimiento, pero no sentía barrera alguna con respecto a la comunicación. Segundo, ustedes saben que las primeras impresiones son las que valen ¿verdad?; pues su gente me encantó. Los peruanos son sumamente hospitalarios y humildes, te bridan lo que tienen y te hacen sentir en casa. Y tercero, yo soy un amante empedernido de la cultura y la historia, y no pude haber llegado a un mejor lugar. Perú tiene más de tres mil años de historia, y fue la cuna de una de las civilizaciones más importantes de la historia, los incas. ¿Qué más podía pedir?

5ff62852-cb9b-4fc5-80b6-3c6bb4d39fbbLarco_mar_MirafloresAhora, ¿dónde viviría? ¿Cómo haría mis papeles para poder estar legal? ¿Me dejarían quedarme? ¿En que podría trabajar? ¿Qué pasaría con mis sueños de llegar a la tierra de las libertades, EEUU? ¿Sería posible dar el brinco esta vez? Les invito a que me sigan en un siguiente capítulo, donde responderé estas preguntas y seguiré con el relato de este cubano loco y apasionado que dejó atrás su tierra y su familia para ir a perseguir sus sueños. Ahora con un nuevo horizonte a la vista, pero siendo el mismo caballero errante y sin rumbo, sí, un cubano por el mundo.

Continuará…

Ir al —-> Capítulo 24

Copyright © 2014 Rodolfo Paneque
Anuncios

Acerca de Un Cubano por el Mundo

Soy Rodolfo Paneque, un cubano como otro cualquiera haciendo realidad mis sueños de vivir en libertad y viajar por el mundo. Mi pasión por los viajes me llevo a estudiar una licenciatura en Hotelería y Turismo, y de esa manera me he realizado como profesional en el este fascinante mundo al que me he dedicado. Me encanta compartir mis experiencias con amigos y familia y así estimularlos a que viajen también y se vayan a descubrir las maravillas que hay regadas en mundo. Les invito a todos a seguir mi blog y también a seguirme en las redes sociales. Si eres de los míos ¡bienvenido a bordo!
Esta entrada fue publicada en Capítulos 20 - final, Lee mi historia: y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a Capítulo 23 Un nuevo horizonte

  1. Jack dijo:

    Muy bueno este capitulo,,, al fin un respiro de tantas cosas malas,,,ummmm soy el primero en comentar si jajajajja,,,en la espera,,,otro ”cubano por el mundo” 😛

    Le gusta a 1 persona

    • jajaja gracias Jack! Estabas despierto y ya ves, pudiste ser el primero! Gracias mi hermanito, se que tu eres otro “Un Cubano por el Mundo” Estoy esperando que te decidas a contar tu historia en un blog, porque a la verdad me gusto muchisimo, eres muy valiente! UN abrazo y gracis por seguirme leyendo!

      Me gusta

  2. Rosa Gonzalez dijo:

    HOLA! COMO SIEMPRE MUY BIEN NARRADO Y UN GRAN AMOR POR PERU. UN ABRAZO, LOS ESTAMOS ESPERANDO!

    Le gusta a 1 persona

  3. Felisa dijo:

    Que grata sorpresa cuando “abro” mis emails y veo el capítulo 23. Espero q el otro lo escribas pronto. Gracias.

    Le gusta a 1 persona

  4. Roger dijo:

    Jejeje… ¡Vaya susto! Suerte que todo salió bien. Ciertamente que Lima es una ciudad maravillosa al igual que su gente y cultura.

    Le gusta a 1 persona

  5. Me pareció genial esta capitulo, espero sigas escribiendo, te deseo lo mejor abrazos, suenio con ir a Perú es una cultura fascinante y fuiste al Museo del Oro y al Machu Pichu?

    Le gusta a 1 persona

  6. Olga dijo:

    Muy lindo!!!. Me encantó. Gracias por compartir tus experiencias. Espero el siguiente capítulo.
    Buen fin de semana Rodo!

    Le gusta a 1 persona

  7. Aida Ascanio Montero dijo:

    Hay que tranquilidad, al fin un respiro en tu larguisimo peligrinar, y que bien saber que el mundo hayan pueblos como el peruano, yo conozco a vrioas peruanos y todos son encantadores, adelante Rodo no has demostrado que la persistencia esta el triunfo

    Me gusta

    • Muchas gracias profe! Si, los peruanos por lo general son personas maravillosas, hospitaliarias, amigables, y para que seguir? Peru fue una bendicion en mi camino! Pero aqui no termina la historia, ahora vienen otros momentos de tension, no te los piedas!!! Bendiciones y un abrazo!

      Me gusta

  8. Geidy dijo:

    Rodo estaba en cuba y pensaba a tu historia, para mi sorpresa acabo de llegar de nuestro amado pais y me encuentro 3 maravillosos capitulos de tu relato, como siempre una lagrima tuvo q caerse y te doy completamente razon cuando hablas de la dictadura cubana, un besito mi escritor y escribe prontito tu proximo capitulo.

    Me gusta

    • Gracias Geidy, que bueno que ya estas de regreso! Que tal tu familia en Cuba? Como te fue en ese viaje? Bueno pues nada corazon, me alegra que te haya emocionado ver tres capitulos juntos, creo que eres mi heroe, ni yo leo tanto jaja. Un abrazo, y ya seguimos en contacto por el facebook! Abrazos

      Me gusta

  9. Rosa gonzalaz dijo:

    HOLA COMO SIEMPRE MUY BIEN PERO MEDEJASTES EN LO MAS IMPORTANTE ESCRIBE PRONTO UN ABRAZO

    Me gusta

  10. Juana Maria dijo:

    Que clase de odisea has passado hijo mio, no es fácil, pero Dios há permitido que te encuentres con personas maravillosas las cuales te dieron apoyo, tus relatos me han emocionado mucho y llenado de tensión, espero poder seguir tus vivencias, un abrazo

    Me gusta

    • Muchas gracias Juana. Si, siempre se hayan personas buenas dispuestas a dar una mano. Personas maravillosas que a veces te preguntas si cayeron del cielo o que! Gracias por leer mi historia y por dejarme tus impresiones. Estas lista para leer y llorar un poquito mas? Ahora viene una de las partes importantes de esta historia, no te la pierdas! UN abrazo y mil gracias nuevamente!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s