Capítulo 2 Piedras en el camino

¿Ucrania? ¿Te volviste loco? Estas fueron algunas de las reacciones que recibí de parte de amigos y familia previo a mi partida. Algunos retorcían los ojos para arriba cuando se enteraban de la noticia y ponían cara de lástima o tristeza en vez de alegría; pero a mí nada me detenía. Yo estaba decidido y dispuesto a salir de Cuba al precio que fuera necesario, había trabajado mucho para eso, no había marcha atrás. Conscientemente yo sabía que tenía visa y que en los próximos días viajaría a Ucrania, pero de ahí en fuera no sabía en realidad lo que estaba haciendo ni lo que me esperaba allá “afuera”. Mi sueño era volar, si, volar lejos sin importar a donde. Quería tomar un avión que me sacara de aquella isla y me llevara a la tierra de “Nunca Jamás”, como en las aventuras de Peter Pan. Pero lamentablemente la realidad que enfrentaría era totalmente diferente a la de un cuento de hadas.

Mi nerviosismo por lo que estaba a punto de hacer, mezclado con la emoción de viajar me provocaba mariposas en el estómago. Entiendan que yo soy una persona adicta a los viajes, que no hago más que pensar cual será mi próximo destino. Por Cuba viajé de punta a punta, siempre inventando algún que otro negocio (compraba aquí y vendía allá) o simplemente visitando amigos. Pero me encantaba aquello, y el deseo de viajar se volvía insaciable, ya no solo quería viajar por mi país, sino por otras tierras lejanas, otros rumbos, otras culturas. Quería viajar con libertad. Recuerdo muy bien que en las calurosas tardes habaneras, me paraba cerca de la línea del ferrocarril que colinda con la pista de aterrizaje del aeropuerto Internacional José Martí para ver aterrizar exactamente a las 4:25 pm el súper jumbo Boeing 747-400 de Air France que cubre la ruta Paris-La Habana-Paris. Mi sueño era subir a ese avión algún día, sin saber que ese sueño se haría realidad antes de lo que imaginaba.

Como les comenté anteriormente, lo más difícil del proceso, que era obtener una visa y un permiso de salida de las autoridades cubanas ya estaba hecho. Osea el permiso estaba aprobado, solo debía presentarme en la oficina de Inmigración una semana antes de viajar con el boleto comprado para que me estamparan el permiso en mi pasaporte. Pero aquí viene otra vez el tema del dinero para alguien como yo que tuve que reunir centavo a centavo con mucho esfuerzo. Mi visa se vencía en 15 días, y los vuelos más baratos, que eran los de Aeroflot para volar a través de Moscú, estaban llenos. Para sorpresa mía, en la oficina de Aeroflot me enviaron a preguntar a Air France que estaba al costado, y efectivamente, aunque más caro ahí pude comprar mi boleto a Kiev, la capital de Ucrania. Por eso les decía anteriormente que ese sueño de volar en el Boeing 747 de Air France se haría realidad antes de lo que imaginaba. Mientras compraba mi boleto conocí a una pareja, tan locos como yo, que también iban para Ucrania, pero de ellos les hablaré mas adelante.

Debido al precio del boleto solo quedó en mi bolsillo 200 dólares. Era eso o nada, pues si perdía la visa tendría que empezar el proceso nuevamente y sería más costoso. Pero al llegar a la oficina de Inmigración para recoger mi permiso de salida me encuentro con la grata sorpresa que tenía que pagar 150 dólares americanos. Me quedé en shock. Para un cubano corriente eso significa el salario de 6 meses.

Estaba entre la espada y la pared ¿Qué podía hacer? Sin ese permiso estampado en el pasaporte no podía salir de la isla por ningún aeropuerto. Así que finalmente tuve que pagarlo y me quedé con 50 dólares para el viaje. Sinceramente en ese momento y con el boleto en la mano me puse a dudar. En Ucrania no conocía a nadie, solo contaba con 50 dólares en el bolsillo, no hablaba el idioma del país y lo peor de todo, mi amiga ucraniana me alertó del frio que me esperaba al llegar a Kiev. ¿Cuáles eran mis opciones para escapar de aquel sueño que se empezaba a convertir en pesadilla? ¿Sería tan loco de irme con tan poco dinero?

Continuará….

Ir al —–> Capítulo 3

Copyright © 2014 Rodolfo Paneque
Anuncios

Acerca de Un Cubano por el Mundo

Soy Rodolfo Paneque, un cubano como otro cualquiera haciendo realidad mis sueños de vivir en libertad y viajar por el mundo. Mi pasión por los viajes me llevo a estudiar una licenciatura en Hotelería y Turismo, y de esa manera me he realizado como profesional en el este fascinante mundo al que me he dedicado. Me encanta compartir mis experiencias con amigos y familia y así estimularlos a que viajen también y se vayan a descubrir las maravillas que hay regadas en mundo. Les invito a todos a seguir mi blog y también a seguirme en las redes sociales. Si eres de los míos ¡bienvenido a bordo!
Esta entrada fue publicada en Capítulos 1 - 9, Lee mi historia: y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Capítulo 2 Piedras en el camino

  1. Pingback: Camino a la Libertad | Diarios de Mochila

  2. Rosa Gonzalez dijo:

    RODOLFITO DIME CUANTOS CAPITULOS SON PARA LEER DE UNA SALA VEZ NO MEGUSTA QUEDARME AMITAD DE LA HISTORIA Y NO TENGO PACIENSIA UN ABRASO

    Me gusta

    • Rodolfo M. Paneque dijo:

      Rosita ten paciencia corazon jejeje. Esto es como las novelas, poco a poco! Nah, es broma, solo que de escribir mucho les aburriria y asi por lo menos van leyendo poco a poco lo que paso durante mi travesia desde que sali de Cuba hasta hoy y es mas entretenido! Un abrazo!

      Me gusta

  3. Maxi dijo:

    Me encanta esta anecdota tan requeteinteresante , ahora me quede intrigada por saber el resto de la historia, Rodolfo. No me la pierdo.

    Me gusta

    • Rodolfo M. Paneque dijo:

      Muchas Gracias Maxi! Aprecio mucho tu comentario. Pronto publicare la continuacion, leiste mi articulo anterior? Asi puedes llevar e hilo de la historia! Saludos

      Me gusta

  4. Primy dijo:

    Wow q interesante historia…como me emocionaaaa …ahora me quedo ansiosa de saber mas!!. Esperare el siguiente capitulo! !!!! :p

    Me gusta

  5. Rosa Gonzalez dijo:

    BUENO SINO QUEDA DE OTRA LE PONGO NOVELA RODOLFITO 9 DE LA NOCHE UN ABRAZO

    Me gusta

  6. Maria Teresa Lopez Barrios dijo:

    Esta historia esta interesante y llena de mucha energia y emociones transmitidas a pesar de las distancias !! un abrazo Rodo,, y seguire tu emocionante aventura de la vida!!!

    Me gusta

  7. Danilo Vega dijo:

    super!!!!

    Me gusta

  8. Claudia dijo:

    Rodolfo ahora yo, otro coterraneo que sigue tu historia espero por la proxima parte.

    Me gusta

  9. Jajaja, esta bueno el suspenso. So far so good. Buena historia.
    Pavel
    http://cubanoyemigrante.blogspot.com

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s