Capítulo 24 Quieto en mi zona de confort

En Lima, una ciudad llena de cultura y tradición, hay para satisfacer hasta los gustos más exigentes. Hay de todo y por todas partes. Teatro callejero, exposiciones de arte, ferias de comida, y por supuesto, no faltan los vendedores ambulantes y pregoneros, que le dan vida a la ciudad, que de por sí ya es bastante ajetreada. Pero algo que me asombró desde que llegué fue ver el cielo gris, totalmente nublado casi todo el tiempo. Uno que viene del caribe piensa que va a caer tremendo aguacero, pero de eso nada. Freddy me explicó que en Lima el cielo está así casi todo el tiempo excepto en verano, pero que en realidad nunca llovía ya que la ciudad gozaba de un clima de desierto. Eso era algo inusual para mí, pero me gustaba la idea de no volver a ver la lluvia y tener que lidiar con el fanguero que se arma por todas partes cuando llueve.

Los primeros días estuve conociendo la ciudad, pero ya era hora de empezar a ver que iba a hacer con mi vida. Yo sabía que mi objetivo era llegar a EEUU pero no sabía cómo, al menos en esta oportunidad solo había fronteras de por medio, así que empecé a hacer mis averiguaciones. Me encantaba la idea de quedarme allí, pero no era mi meta. Freddy me puso en contacto con un par de amigos de él, pero esto no procedió, los precios eran muy altos y aunque era directo yo no tenía como pagar tanto dinero. Mi presupuesto se limitaba a tan solo 3 mil dólares, que eso fue lo que pude hacer con las cosas que traje de Ucrania y vendí en Cuba. Claro está, por ese dinero no encontré a nadie que me ayudara a salir de allí. Solo me quedaba ir cruzando fronteras, pero ¿qué iba a hacer si me asaltaban por el camino y me robaban; o si se me acababa el dinero sin aún llegar? Con mi familia de EEUU yo sabía que no podía contar porque ya me lo habían dicho que no me ayudarían nuevamente; así que tenía que descartar esa posibilidad. Estuve varios días pensando en todas las vías posibles, y llegué a la conclusión que lo mejor era tratar de legalizarme en el país y luego solicitar visa a México o a algún país cerca. A la verdad no quería lanzarme por fronteras hasta llegar a los EEUU y perderlo todo.

Aquí es cuando ustedes pueden apreciar lo que es estar en la zona de confort a la que me refería en capítulos anteriores. Yo no quería salir de Perú a arriesgarme, por temor a perderlo todo. Pero si se recuerdan, cuando me fui a Ucrania lo hice con solo 50 dólares, y total, iba para un país donde no hablaba el idioma, sin conocer a nadie y sin condiciones para el invierno que me esperaba allá. Pero me fui y dejé todo en manos del destino. Luego cuando me lancé a la aventura de irme con un pasaporte español a EEUU también tuve que abandonar mi zona de confort y arriesgué todo cuanto tenia, al punto de regresar deportado a Cuba sin un peso en el bolsillo. Pero bueno, en este momento en Lima, no pensé en eso y solo quería proteger a todo costo lo poco que tenía, me sentía bien allí, me encantaba el país y rechacé la posibilidad de aventurarme a cruzar fronteras con la incertidumbre de quedarme sin nada. Opté por quedarme en mi zona de confort.

Bueno ya estaba decidido, arreglaría mi situación migratoria, por lo tanto empecé a averiguar lo que podía hacer para quedarme. Las posibilidades eran escasas pero no era algo imposible. Podía pedir asilo político y esperar al juicio a ver si me lo otorgaban, demorando el proceso hasta un año y sin la seguridad de conseguirlo. Lo segundo era aplicar por una visa de estudiante para hacer un curso de post-grado. Obviamente yo no tenía estudios universitarios así que esa opción tuve que descartarla. La tercera vía era a través del matrimonio. Esta era la forma más fácil, pero lo difícil era encontrar la candidata para el acto y tenía que ser antes que se venciera mi visa, que era por 90 días. La cuarta opción era a través de un contrato de trabajo, pero para que te lo aprueben tienes que ser profesional, así que esta cuarta y última opción también estaba descartada. Solo podía pedir asilo o casarme, no había de otra.

Como no sabía si iba a encontrar la “esposa” a tiempo, decidí aplicar por el asilo; y si aparecía la esposa entonces ya me iría por esa vía. Pero al menos al pedir asilo me daban un carnet con el cual me podría quedar sin temor a que me deportaran. Efectivamente, al aplicar me dieron el permiso de estadía por un año y autorización de empleo provisional. Entonces con Freddy busqué un cuarto para alquilarme en lo que se resolvía mi situación. En aquel entonces en Lima, un cuarto con baño costaba alrededor de 70 dólares, así que eso era más que bueno ya que podría ahorrar el dinero para mis trámites y futura salida hacia EEUU. Para empezar, Freddy me ofreció trabajo en su compañía. Él era dueño de una pequeña empresa donde hacían polos (pulóveres). No era mucho lo que ganaba pero al menos era suficiente para pagar mi renta y demás gastos sin preocuparme de tocar el dinero de mi viaje.

A medida que iban pasando los días empecé a conocer nuevos amigos. Entre ellos a una persona que sin yo esperármelo me ofreció el casamiento para ayudarme a obtener la residencia. Yo no sabía que decir, pero tampoco había mucho que pensar, no podía perder de mira mi objetivo. Le dije que le daría una respuesta en cuanto supiera como proceder. Lo primero fue mandar a pedir a Cuba mi inscripción de nacimiento y mi certificado de soltería. Mi papá enseguida me lo envió y en menos de dos semanas ya tenía los documentos en mis manos. Con mi amiga fuimos a la municipalidad  averiguar los requisitos y todo salió a pedir de boca. Tuvimos que publicar en el periódico local y si no había objeción en dos semanas podríamos fijar la fecha del matrimonio. Por suerte no hubo nadie en contra ja ja. Así que elegimos el día y nos casamos en presencia de algunos amigos y conocidos. De ahí nos fuimos a celebrar en una cevicheria local, a fin de cuentas, todos éramos amigos.

En cuanto me entregaron el certificado de matrimonio me fui a Inmigración a presentar los papeles para mi residencia. Obviamente en aquel tiempo era muy fácil usar esta vía e increíblemente al mes exacto mi residencia permanente fue aprobada. En Peru no está permitido el cambio de calidad migratoria así que me dijeron que escogiera a que país quería ir a recoger la visa, y me propusieron enviarla al consulado peruano en La Habana. Como comprenderán, después de un trauma como el que pasé no iba a ir a Cuba, además mi pasaporte tenía el permiso anulado así que sería todo un trámite y dinero para regresar. Opté por recibir la visa en Bolivia y di la autorización para que la mandaran para allá. El proceso tomaría de dos a tres semanas así que de vez en cuando yo llamaba al consulado peruano en La Paz para confirmar si había llegado mi visa de residente hasta que me dijeron que ya estaba disponible. Inmediatamente saqué mi visa para Bolivia y me fui tras la residencia.

Alpacas, en los Andes peruanos.

Alpacas, en los Andes peruanos.

Un boleto en avión a la capital boliviana me salía en más o menos 400 dólares. Pero yo, como soy medio loco y atrevido, agarré mi mochila viajera y me fui como decimos en Cuba “cogiendo botella”, otros dicen a dedo. Pero bueno no fue tanto así, solo es un decir, lo que pasa es que yendo por tierra me salía muy barato el viaje. Siguiendo las orientaciones de un viajero que encontré por internet compré el primer tramo de Lima a Cusco por unos 15 dólares, y al llegar a Cusco compré otro pasaje a Puno, muy cerca de la frontera con Bolivia. Este me salió en unos 5 dólares más. Luego en la misma terminal de Puno hay buses hasta la frontera que hacen continuación a La Paz. Pero yo estaba sintiéndome mal por la altura, además llevaba ya muchísimas horas de viaje, por lo que decidí quedarme en un hostal cerca de la terminal para continuar viaje al otro día. Los hospedajes en la zona son muy baratos, alrededor de 4 o 5 dólares la noche. Al llegar a uno de ellos enseguida me notaron el malestar y me ofrecieron “Mate de Coca”. Yo dije “No, gracias. No consumo.” El chico se hechó a reír y me explicó que para el mal de altura ellos toman este té de hoja de Coca pero que eso no era droga, más bien lo usan como un analgésico natural. Yo medio incrédulo lo acepté y a la verdad que “remedio santo”. Se me quitó todo el malestar.

En los Andes peruanos

Al día siguiente pedí otro mate de coca con el desayuno y me fui caminando hasta la terminal. El día antes ya había comprado la continuación a Bolivia que me costó como 6 dólares, para un total de 26 dólares de Lima a La Paz, nada mal en comparación con los 400 que hubiese tenido que pagar en avión. De Puno a desaguadero (la frontera) fue un trayecto muy rápido. El bus hizo una parada breve para que nos sellaran el pasaporte y luego de unos minutos nos recogió al otro lado de la frontera y seguimos hasta La Paz. Viajar por los Andes es una experiencia que no tiene precio. Ver esos nevados en vivo y directo no tiene comparación, porque no hay palabras que describan semejante belleza.

La llegada a la Paz es otra de las vistas que es increíblemente hermosa. De hecho la ciudad tiene forma de embudo. Y de la cima de los Andes los buses van bajando en forma de círculo o a veces en zigzag hasta llegar al centro de la ciudad. La Paz es el centro cultural más importante de Bolivia, muchos piensan que esta es la capital, pero la verdad es que no lo es. La capital de Bolivia es Sucre. Aunque no lo crea la Paz es una ciudad muy bohemia; y está llena de museos, centros comerciales, y obviamente de muchos bares, donde no solo van los locales de la zona, sino los miles de turistas y mochileros que visitan la ciudad cada año, entre ellos yo, claro. La Paz ha sido calificada por Lonely Planet como una de las 10 ciudades con la mejor vida nocturna de todo el mundo.

La Paz, Bolivia. Nevado Illimani al fondo.

La Paz, Bolivia. Nevado Illimani al fondo.

Bueno, volviendo al tema de mí visa, todo salió sin problemas. Al día siguiente de llegar me fui al consulado peruano y ya me conocían de tanto que llamé a ver si la visa estaba lista. Así que tuve una amena conversación con el cónsul y salí de allí feliz con mi visa de residente. En la Paz conocí a algunos amigos, ya saben que soy muy sociable, y decidí quedarme un par de días más para disfrutar de la vida nocturna y los hermosos paisajes que rodean la ciudad. Mi regreso a Lima después de esta inolvidable experiencia fue similar a la forma en que llegué a Bolivia, La Paz – Puno, Puno – Cusco, Cusco – Lima. Como ven, a veces viajar no es tan caro como uno piensa. Con 100 dólares viajé a Bolivia a buscar mi visa, y me pasé tres días allí. Encima adicioné un país más a mi lista de viajes, siendo este el cuarto país en visitar después de Ucrania, Holanda, y Perú.

En La Paz, comiendo helados con amigos!

En La Paz, comiendo helados con amigos!

Una vez en la frontera me hicieron los papeles de entrada como residente y listo, a partir de ese momento era uno más de esa gran nación llena de gente linda y humilde. Ahora podría trabajar sin problemas y solicitar la visa a México para poder seguir el camino al país de la libertad, la tierra más anhelada por todos, Estados Unidos de América. Sé que suena fácil, pero ¿me darían la visa a México? Y si no, ¿tendría en mente un segundo plan de salida? Les contaré esto y mucho más en el próximo capítulo!

Continuará….

Ir al —–> Capítulo 25

Copyright © 2014 Rodolfo Paneque
Anuncios

Acerca de Un Cubano por el Mundo

Soy Rodolfo Paneque, un cubano como otro cualquiera haciendo realidad mis sueños de vivir en libertad y viajar por el mundo. Mi pasión por los viajes me llevo a estudiar una licenciatura en Hotelería y Turismo, y de esa manera me he realizado como profesional en el este fascinante mundo al que me he dedicado. Me encanta compartir mis experiencias con amigos y familia y así estimularlos a que viajen también y se vayan a descubrir las maravillas que hay regadas en mundo. Les invito a todos a seguir mi blog y también a seguirme en las redes sociales. Si eres de los míos ¡bienvenido a bordo!
Esta entrada fue publicada en Capítulos 20 - final, Lee mi historia: y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

40 respuestas a Capítulo 24 Quieto en mi zona de confort

  1. Jack dijo:

    Genial episodio!

    Me gusta

  2. Rosa dijo:

    COMO DE COSTUMBRE MUY BIEN ELABORADA Y EMOSIONANTE. YA MAS CALMADO, AHORA ESCRIBE RAPIDO EL CAPITULO 25. ESTOY IMPACIENTE, UN ABRAZO.

    Me gusta

  3. Nelson dijo:

    Wow! tu sabes Rodo que desde que comence a leer tu hostoria, en la mayoria de los capitulos mis lagrimas han salido y no me apena decirlo, pero en este me has hecho reir con lo del “Mate de Coca” jajajaja. Ademas en este capitulo han sido menos los sufrimientos y los contratiempos, al menos un respiro, pero como siempre tu, genial, buscando tu futuro y tu libertad, ya esperamos el 25 a ver que sorpresas con traes. Una vez mas mis respetos y felicitaciones.

    Me gusta

    • Muchas gracias Nelson! Aprecio mucho tu comentario. Pues hombre hasta yo me rei con eso de la Coca, yo no sabia que se podia tomar en te, asi que dije “No, gracias!” jajaja Pero bueno uno aprende. Gracias por seguirme y por siempre tomarte el tiempo de dejarme tus impresiones. Un abrazo.

      Me gusta

  4. Aida Ascanio Montero dijo:

    Paneque he viajado contigo, he sentido en mi corazon tus momentos de dudas., he disfrutado de bellos paisaje, he compartido con esos pueblos y todo gracias a tu narrativa, felicidades sigue siendo un viaje increible

    Me gusta

  5. dorven dijo:

    Me encanta leer tus historias!

    Me gusta

  6. Juana Maria dijo:

    Muy buen capitulo, ya con menos angustia y sin la frustración que pasaste en capitulos anteriores, ten presente que todo en la vida es perseverar y nunca dejar de soñar. Cuando yo sali de Cuba me decian que estaba loca por irme a vivir a Africa solita con la edad que tenia pues ya eran 53 abriles, nunca me arrepiento de haber realizado esa locura, espero tus proximos capitulos, mucha suerte y exitos futuros, saludos,

    Le gusta a 1 persona

  7. Olga dijo:

    Muy lindo este capitulo!. Espero el siguiente, como de costumbre. Gracias por compartir Rodo.
    Hace 15 dias estoy aquí en el país de tus sueños, bueno… mío también. Besitos.

    Le gusta a 1 persona

  8. Melba dijo:

    Un capitulo con suerte como siempre y más relax, se puede apreciar la belleza andina en tu relato y sobre todo la belleza del corazon del latino. Tú perseverando como siempre!!! Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  9. Marilin dijo:

    Hola buenos dias,anoche lei tu capitulo numero 24, te confieso que lo extrañaba ya,me gusta mucho y soy una fiel lectora tuya. ,,,gracias,

    Le gusta a 1 persona

  10. Pamela Venegas dijo:

    Ayer encontré tu Blog y no paré de leerlo hasta las 2 A.M, hoy, apenas pude, lo retomé y lo terminé. Ahora estoy esperando ansiosa el capitulo 25. Muchas gracias por compartir tus historias. Un abrazo y sigue luchando por tus sueños!

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Pamela, me alegro que te haya gustado esta historia, que no es solo la mia sino la de miles de cubanos mas que nos lanzamos a diario a estas aventuras tratando de encontrar libertad y un futuro mejor! Pronto saco el 25, saludos y gracias nuevamente!

      Me gusta

  11. Yuri dijo:

    Lindo muy lindo.

    Me gusta

  12. Geidy dijo:

    Rodo e notado q en 24 capitulos la desilucion, los dolores y desesperaciones te suceden solo en cuba, y las cosas lindas fuera de ella, y me pregunto pq es q cuba a sus hijos los hiere tanto, hacen lo posible e imposible para perjudicarnos, no sabes cuanto te admiro, a pesar de todas las piedras encontradas en el camino no te tirastes atras y seguistes persiguiendo tu sueno de LIBERTAD, sigue escribiendo mi escritor favorito espero con ansia tu proximo capitulo, besitos

    Le gusta a 1 persona

    • Geidy, sabes una cosa? Yo me pregunto lo mismo. Pero nos toca a nosotros salir solos adelante y vencer. Gracias por tus lindas palabras, se que tu tambien has tenido tu batalla y sabes que te admiro. Un abrazo y agradecido de corazon que sigas mi historia, significa mucho para mi que mis hermanos cubanos me apoyen y compartan conmigo esos sentimientos de libertad.

      Me gusta

  13. Alianet dijo:

    Hola mi querido Rodo!!!Yo soy testigo de lo sociable q eres y tengo q decir q me encanta!!! tienes una forma y espiritu increible y hasta enviadiable por muchos!!!! Sigue escribiendo que estoy muy pendiente a tu blog!! Besitos, te extraño mi amigo!

    Le gusta a 1 persona

  14. Mariela Silva dijo:

    Siempre he leido todas tus historias aunque he comentado muy pocas veces la mayoría me han sacado las lagrimas y ya te dije cuanto te admiro por tu valentia y tus ganas de lograr tus sueños y se que nos esperan muchas emociones todavía, sigue mi consejo con todos los amigos que tienes y todos los que leen tu historia a lo mejor alguien te contacta para que puedas publicar un libro y te aseguro que seria un éxito total, describes cada párrafo con un sentimiento como si cada vez que escribes un capitulo lo estuvieras viviendo en ese momento, esperamos con ansias el proximo capítulo, saludos desde Houston

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias Mariela! En cuanto termine esta historia creo que si lo hare, buscare la forma de publicarlo en forma de libro! Aprecio mucho al apoyo y animo que me das, creeme que movere algunas fichas a ver que sale jeje. Profundamente agradecido por tus consejos y tambien por seguirme leyendo, un abrazo!

      Me gusta

  15. Ileana pariente dijo:

    Me encanto este relato super refrescante por un momento cuando estaba leyendo me senti junto a ti en el bus ESA es ls gran cualidad que tu tienes escribes con expresiones tan vivas que a uno le parece estar dentro de la historia felicidades y no nos hagas esperar tanto para el proximo besos y abrazos

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Ileana! Siempre espero tus comentarios que me animan a seguir adelnate y seguir escribiendo sobre esta historia! espero que solo hayas sentido el viaje porque a la verdad el mal de alturas (Soroche) no se lo deseo a nadie jeje, da mucho dolor de cabeza! Nada corazon, agradecido profundamente por tan lindas palabras! Abrazos!

      Me gusta

  16. Roger dijo:

    ¡Uaoh, amigo! Al fin sin tanta angustia… jeje… Qué bueno que te salieran mejor las cosas allá y gracias por los datos de viaje. Perú y Bolivia son dos países en mi lista, aunque ya he estado en Lima por dos días pero aún me falta por explorar y vivir más la ciudad. Espero ansioso el siguiente capítulo. 🙂

    Le gusta a 1 persona

  17. Carmen Luisa Arregui dijo:

    Qué bonito contigo conozco lugares que inaginaba diferente

    Le gusta a 1 persona

  18. dreamgirl00 dijo:

    Me gusto mucho tu historia. Creo que refleja la vida de muchos cubanos que salimos de La Isla buscando un futuro mejor. Espero poder leer mas sobre tus aventuras por el mundo. Y recuerda que “la vida comienza en el momento que ponemos un pie fuera de la zona de confort”.

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias dreamgirloo! Y tienes toda la razon “la vida comienza en el momento que ponemos un pie fuera de la zona de confort”. Yo lo experimente en carne propia y creo que tambien lo hemos hecho la mayoria de los cubanos cuando nos hemos lanzado a lo desconocido persiguiendo la libertad y un mejor futuro! Gracias por leerme y por dejarme tus impresiones, lo aprecio mucho. Saludos!!

      Me gusta

  19. lindojonas dijo:

    que belleza verte hablar asi de mi bella Bolivia pais que adoro porque me abrio hasta sus piernas amo Bolivia y es para mi como mi segunda casa que bellezas de paises que nos tienen adoptados como hijos….

    Le gusta a 1 persona

  20. lindojonas dijo:

    cada vez que veo ese volcan me entra cada nostalgia qu3 nadie bueno tu creo que si lo sabes pues has pasado lo mismo seguro te dio mucho dolor separate del peru que te abrio las puertas este capitulo realmente me hizo llorar soy un flojo jjjjj TE AMO MI BOLIVIA BELLA

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s