Capítulo 18 Aprendiendo a vivir

Dice un dicho que “quien no se arriesga ni gana ni pierde”; y yo estaba dispuesto a arriesgar el todo por el todo, aunque en realidad nunca pensé que el perder significara regresar a Cuba. Pero aquí estaba yo nuevamente, donde todo empezó. Mi vida dio un giro de 360 grados y estaba en cero otra vez. Lo único bueno de toda esta aventura riesgosa fue el volver a ver a mis padres y hermano. Cuando salí al exilio pensé que pasarían años hasta que los volviera a ver. Pero ya ven como es la vida de loca, y cinco meses más tarde me permitió disfrutar de ellos otra vez.

La felicidad me duró poco. A pesar de estar con mi familia ya no era lo mismo. Después de haber vivido unos cuantos meses en la gigantesca ciudad de Kiev, mi isla me parecía un pequeño pueblo de campo en el medio de la nada. Para aumentar la frustración, al llegar a mi casa me tropecé  con algunas de las tantas vicisitudes que enfrenta el cubano a diario. Hacía tres días que no llegaba agua, la luz se iba a diario por largas horas, los mosquitos que se banqueteaban con mi sangre, las colas en la bodega, el maltrato de la gente, etc. Aunque antes estas cosas también me molestaban, simplemente lidiaba con ellas; pero en esta ocasión estaba un poco intolerante. Me sentía mal, deprimido, angustiado, y encima frustrado sin saber qué hacer para salir nuevamente de aquel lugar. Me sentía como un náufrago solo en una isla pequeña. Allí ya no había espacio para mí.

CUBA AMPLÕA CONEXI”N SOCIAL A INTERNET PERO EL USO PRIVADO SIGUE RESTRINGIDOPara suerte mía, en el la oficina de correos habían abierto una sala de navegación. Digo para suerte mía porque al menos me podría comunicar por e-mail con el mundo exterior. No era internet obviamente, pero servía para enviar y recibir correos electrónicos. El precio, exorbitante por supuesto; y no en moneda nacional, sino en dólares. Por 3 horas de maquina tenías que comprar una tarjeta que costaba $4.50 (Compárese con el salario promedio de un profesional en Cuba que es de $20/mes). Pero bueno, no quedaba de otra. Así que fui para el correo, hice mi cola y compré mi tarjeta para sentarme a la computadora.

Primeramente le escribí a mi familia en los EEUU para que supieran que la operación no había tenido éxito y que estaba de vuelta en Cuba. Hasta ese momento ellos estaban desinformados ya que yo no había tenido la manera de comunicarme y contarles. Claro, les comenté entrecortado pues todos los correos que salen y entran de esas salas de navegación son chequeados por la seguridad cubana. En segundo lugar les escribí a Damián y Liz. Sabía que ellos estaban preocupados pues como tenían poco tiempo, ellos esperaban mi respuesta para usar la misma vía si todo salía bien.  No les di muchos detalles pero les dejé claro que estaba en Cuba deportado y que la vía no era factible.

Al yo no estar en Ucrania, la comunicación a partir de ese momento con ellos sería más difícil. Sinceramente no tenía ningún consejo que ofrecerles, pero estaba muy preocupado. En el juicio se les había ordenado la deportación y se les dio 30 días para abandonar Moldava, por lo que para el momento que yo les estaba escribiendo solo les quedaba 3 semanas. Les dije que si se les ocurría algo por favor me dijeran, pero que trataran de hacer lo posible por intentarlo nuevamente, que no se dieran por vencidos. Salí de aquella sala de navegación triste, pero con la esperanza que mis amigos recibieran el correo sin problemas.

Mi familia llamó a Cuba esa misma noche, me dijeron mil cosas entre ellas que no podía contar con más dinero para otra locura mía. Yo les dije que entendía y que no pensaba volverme a arriesgar, claro está, no porque no quería sino porque no tenía con qué. Pero bueno mi deber era decirles la verdad de lo que pasó pues al final ellos me dieron parte del dinero. La otra persona a la que le debía una explicación era mi prima, pero no tenía su correo, así que hablé con su mamá que vivía al lado de mi casa y le conté lo que había pasado. Ella quedó conmigo en contarle cuando llamara.

Después de escribirle a Damián y Liz, algo no estaba funcionando bien en la sala de navegación y la cerraron hasta nuevo aviso; pero la reabrieron 4 días más tarde. Inmediatamente que me enteré fui para allá, hice la cola y después de un par de horas pude sentarme a la máquina. Aun me quedaba tiempo en la tarjeta de la vez anterior, así que no tuve que comprar una nueva. En mi bandeja de entrada tenía un correo de Damián. Me puse nervioso, pero me alegré de ver que esta vía de comunicación estaba funcionando y al menos habían recibido mi correo, así que sin esperar mucho lo abrí para saber qué novedades había. Me dolió mucho lo que leí. Damián me contó que aunque querían volver a intentarlo no se iban a arriesgar nuevamente, ya ellos habían fallado una vez y yo fracasé también en el intento. Me dijo que quizás no era su momento y que regresarían a Cuba. Me afectó un poco la noticia, pero entendía su punto de vista. También sabía que lo que más le dolía y frustraba a Liz era todo el dinero que estaba perdiendo su familia en esta aventura.

Al salir de la sala de navegación, ahora que tenía noticia de mis amigos, decidí ir a la casa de la mamá de Damián a contarle un poco del viaje. No sabía que iba a decirle pues quizás Damián y Liz no querrían contar ciertas cosas. Entonces decidí que hablaría solamente de mí y que le contaría mis anécdotas. También le diría que su hijo regresaría pronto y ahí le contaría la parte de su historia pues eso le pertenecía a él. Cuando llegué a la casa, en la sala estaba la madre de Damián viendo televisión. Al verme su reacción fue muy emotiva, vino corriendo y entre lágrimas y sollozos me abrazó y no hacía más que preguntarme si estaba bien y que por favor le diera noticias de su hijo y nuera. Yo le pedí que se calmara pues estaba temblando y no paraba de llorar. Entonces le conté lo que me había pasado y que Damián y Liz regresarían pronto pues no habían encontrado una vía segura de llegar a EEUU. También le dije que ellos no estaban conmigo en Ucrania pues habían tratado de salir una vez pero no pudieron, pero que estaban bien y regresarían pronto a Cuba.

1 (5)Unos minutos más tarde apareció por la puerta la hermana de Damián. Esta era una tipita bien desagradable, no solo de  aspecto sino como persona. Me caía  como una patada en el trasero, bien déspota y chusma. Nada que ver con su hermano. Yo la conocí unos días antes de viajar a Ucrania pues Damián y Liz se quedaron en su casa esos días antes de viajar y yo fui a verlos allí un par de veces. Este mal engendro humano cuando me vio se puso a gritar y decirme que por mi culpa todo había salido mal y que yo había dejado a su hermano solo en Moldava. Que como ellos me ayudaron con mis gastos cuando me fui yo no debí abandonarlos. Yo traté de controlar mis impulsos pues entendía su frustración. Entonces le expliqué yo no tenía nada que ver con las decisiones de Damián y Liz. Que ellos encontraron la forma de salir vía Moldava pero como yo no tenía el dinero me quedé en Kiev y ellos se fueron. Entonces todo salió mal y los mandaron de regreso Moldava; pero que yo no tenía dinero y estaba ya recibiendo ayuda en Ucrania, por lo que no podía dejar todo atrás para irme con ellos a riesgo de que consiguieran otra vía y yo me quedara solo otra vez y sin nada, que por eso no me fui para Moldava con ellos.

Ella no asimilaba nada, estaba totalmente descontrolada y siguió insultándome y atropellándome como le dio la gana. Su pobre madre no hacía más que llorar y pedirle que se calmara, asombrada supongo de la chusmería de su hija. No sé de dónde saqué paciencia, mucha paciencia, y le escuché toda la sarta de estupideces e insultos que me decía. Por último me dijo que ella ya sabía que yo había regresado y que andaba vacilando la vida haciendo fiestas y en piscinas con amigos tomando cerveza. Le expliqué que nadie sabía que yo estaba ahí, excepto la gente de mi barrio ya que yo apenas salía de mi casa; y que yo no podía estar en fiestas ni  con amigos tomando cerveza porque, primero, mi personalidad no era así, y segundo, había regresado sin dinero, así que quien la informó no lo hizo bien.

Le di la espalda y fui a despedirme de la mamá. Esta me pidió mil disculpas y me dijo que perdonara las malcriadeces de su hija. Le dije que no había problema pero que si quería conversar un poco más y ver fotos tendría que ir a mi casa, pues yo no pensaba regresar ahí a oír más insultos. Si tenía alguna duda que le preguntara a Damián cuando regresara el por qué estaba en Moldava y por qué yo me quedé sólo en Ucrania. Y que con respecto al dinero yo entendía la postura de su hija, ya que Damián y Liz me ayudaron con comida, y alojamiento y demás y que yo estaba muy agradecido, pero que no tenía opción, y no podía arriesgar lo poco que tenía en Ucrania por irme a otra aventura. Que si entendía que yo había actuado mal al no irme con ellos que me disculpara, pero en ese momento yo no sabía qué hacer y quizás egoístamente solo pensé en mí, pero que no era mi intención abandonarlos, sino que las circunstancias me obligaron.  Prácticamente salí de aquella casa traumado, y hasta nervioso; las manos me temblaban. Yo que ya estaba mal por todo lo que había pasado y tener que aguantarle a aquella estúpida todos sus insultos. Bueno, uno se encuentra en esta vida con todo tipo de gente.

Dos semanas más tarde, Damián y Liz estaban de regreso en Cuba. Pero no fueron para la isla hasta la semana siguiente. Llegaron primero a la casa de la sínica y malévola hermana de Damián, ya que ella vivía en La Habana; y esta por supuesto no perdió la oportunidad de envenenarles la mente. Cuando me enteré que ya estaban en la isla inmediatamente me fui a verlos. Tenía mucho que conversar y quería darles un abrazo después de todo lo que habíamos pasado, y los meses que estuvimos separados. Los quería tanto como si fueran mis hermanos de sangre. Y la convivencia que tuvimos en Ucrania fortaleció mucho nuestra amistad. Ellos eran personas maravillosas, y yo estaba agradecido con ellos y con la vida por habernos cruzado en el camino. Por desgracia se dejaron influenciar por la hermana de Damián a su llegada, y su saludo fue tan frio que me quedé en shock, sin saber que hacer o decir. Cuando le fui a dar un abrazo Damián extendió su brazo y no me dejo acercarme. Me dijeron que iban a salir y que en otra ocasión hablaríamos. Liz bajó la cabeza y se fue a otra parte. Yo me retiré del lugar.

¿Cómo era posible que estuviese pasando esto entre nosotros? ¿Qué había cambiado? Hasta la semana anterior nos estuvimos comunicando y todo estaba normal; ¿qué cosa tan grave pudo haber pasado para que decidieran abrir este abismo en nuestra amistad? Hasta el día de hoy no lo sé. Solo puedo pensar que todo fue influencia del veneno de la víbora que tiene como hermana Damián. Nunca más volvimos a hablar; y este fue el fin de una linda amistad que al parecer no estaba a prueba de balas. Un par de años más tarde Damián y Liz salieron en una lancha rápida para México y llegaron a los EEUU. Hoy viven en la Florida.

Mi consciencia estaba tranquila, yo sé que hice todo cuanto pude por ayudarlos. Y estaré toda la vida agradecido por la ayuda que ellos me brindaron. El saber que finalmente lograron su sueño me reconforta en gran manera. La vida es como un tren, la gente sube y baja, y uno nunca sabes quien se va a quedar a tu lado hasta el final del viaje. Yo creo que ellos subieron para recorrer solo parte del trayecto conmigo y de ahí siguieron su rumbo en otro tren. Pero dejaron gratos recuerdos en mí, experiencias vividas, lecciones aprendidas, y creo nunca los olvidaré. Donde quiera que estén, mi corazón siempre va les va a desear la mejor de las suertes.

Yo por mi parte ahora tendría que seguir adelante y empezar a luchar por mi futuro. Mi lugar definitivamente no estaba en Cuba y mucho menos en la pequeña isla donde vivía. Pero hasta que no encontrara una nueva vía para salir de allí tendría que conformarme con lo que tenía. La vida es dura amigos, y tenemos que aprender a vivirla. A veces las cosas no salen como uno espera, pero lo importante es aprender de los errores y saber levantarse otra vez. Esta aventura en el exilio me enseñó a valorar más lo que tengo. A ser mejor amigo, mejor hijo, mejor persona. Aprendí la necesidad de perseverar y de ser paciente, a saber que todo llega. A que no basta con tener un sueño, sino que hay luchar por hacerlo realidad. A que siempre hay personas buenas dispuestas a dar una mano, y que moralmente yo debo hacer lo mismo con los demás.

Y estas son mis anécdotas; las anécdotas de un cubano como otro cualquiera, con sueños de libertad, en un viaje al exilio. Temporalmente de regreso en mi patria, pero con la esperanza que un día mi sueño de ser libre se hiciera realidad.

“Solo con la vida cesará, entre los cubanos, la batalla por la libertad”  – José Martí

FIN DE LA PRIMERA PARTE... 
Ir al —–> Capítulo 19
Copyright © 2014 Rodolfo Paneque
Anuncios

Acerca de Un Cubano por el Mundo

Soy Rodolfo Paneque, un cubano como otro cualquiera haciendo realidad mis sueños de vivir en libertad y viajar por el mundo. Mi pasión por los viajes me llevo a estudiar una licenciatura en Hotelería y Turismo, y de esa manera me he realizado como profesional en el este fascinante mundo al que me he dedicado. Me encanta compartir mis experiencias con amigos y familia y así estimularlos a que viajen también y se vayan a descubrir las maravillas que hay regadas en mundo. Les invito a todos a seguir mi blog y también a seguirme en las redes sociales. Si eres de los míos ¡bienvenido a bordo!
Esta entrada fue publicada en Capítulos 10 - 19, Lee mi historia: y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

44 respuestas a Capítulo 18 Aprendiendo a vivir

  1. Nat Alie dijo:

    wow ustedes merecen tantas películas como los judios, realmente les han destrozado generaciones enteras antropologicamente. Te Admiro muchisimo y tu blog cada capitulo se lo paso a un cubano que adoro muchisimo para que se inyecte tu berraquera!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Rosa Gonzalez dijo:

    LA VIDA TE DA SORPRESAS PERO BUENO ASI SE VAN CONOCIENDO A LAS PERSONAS MUY BIEN NARRADO Y COMIENZA YA LA SEGUNDA PARTE PRONTO QUE ESTOY IMPACIENTE UN ABRAZO

    Le gusta a 1 persona

  3. Melba dijo:

    Wow, puedo imaginar como te sentias al regresar, verte en el mismo punto de partida, perder la amistad de dos personas con las que te habias identificado y unido sentimentalmente es tu odisea, pero pienso que siempre has sido muy optimista y por eso no te diste por vencido. Se lo que es considerar que estas en un lugar y que te queda pequeno, sentir que ese no es tu sitio, pero gracias a dios tu seguiste perseverando, bravo Rodo!!!!

    Me gusta

  4. Rodolfo Paneque (father) dijo:

    Muy buena y emocionante la primera parte y así serán las siguientes partes ya que hay historia para por lo menos 4 mas,
    éxitos!!!!!!!!!!

    Me gusta

  5. gabrielvivas dijo:

    Amigo Rodolfo, simplemente excelente!
    Si no fuera por esos momentos de lucha, de hambre, de traición, y de empeño,,, que sería la vida? A veces necesitamos probar lo amargo del fracaso para reconocer la dulzura en la victoria. Por demás, un cierre de temporada magistral, me encantó¡

    “lo importante es aprender de los errores y saber levantarse otra vez. Esta aventura en el exilio me enseñó a valorar más lo que tengo. A ser mejor amigo, mejor hijo, mejor persona. Aprendí la necesidad de perseverar y de ser paciente, a saber que todo llega. A que no basta con tener un sueño, sino que hay luchar por hacerlo realidad. A que siempre hay personas buenas dispuestas a dar una mano, y que moralmente yo debo hacer lo mismo con los demás”

    Le gusta a 1 persona

    • Gabo, muchisimas gracias hermano mio! Disculpa que no habia visto tu comentario estaba pendiente de aprobacion y no me di cuenta. Me alegra que te haya gustado este final de la primera parte, y te agradezco mucho que hayas seguido este viaje conmigo desde un principio, viviendolo a traves de todas estas anecdotas! Mil gracias mi hermanito! Un abrazo!

      Me gusta

  6. Olguita dijo:

    Muy interesante la primera parte Rodo!.
    Un amigo es un amigo hasta tanto se pruebe lo contrario…
    Gracias y buen fin de semana!

    Le gusta a 1 persona

  7. Barbara dijo:

    Me encanto la primea parte pero porfa no nos deje esperando mucho tiempo por la segunda un abrazo fuerte desde francia

    Le gusta a 1 persona

  8. Alianet dijo:

    Mi amigo me tienes enganchada con este blog,anciosa esperando la segunda parte.

    Le gusta a 1 persona

  9. Carmen Luisa Arregui dijo:

    Empece a leerlo hoy y termine a la 1.17 de la madrugada engancha leyendo! Esta muy bien relatado. Espero poder leer el próximo capítulo rápido estare pendiente del 19. Felicidades

    Le gusta a 1 persona

  10. Yamilé dijo:

    ¡Wow, me quedé en shock con lo que cuentas de tus amigos! Pero esas cosas suceden, y más allí donde el chisme y el brete abunda. Es increíble como inventaron que andabas hasta de parranda ja,ja,ja, ¡Solo queda reír ja,ja,ja,ja!
    Muy buena la primera parte, y estoy segura que la segunda nos traerá muchas sorpresas…
    Besitos grandes….

    Le gusta a 1 persona

    • Yami, no creeras como me rei! Mira que la gente es chismosa y envidiosa! jejejeje enseguida inventando cuentos! Pero nada, yo creo que ellos no debieron dejarse influenciar porque al final ellos sabian la historia como habia sido. Una lastima, pero que se hace? Hay que seguir adelante! Pronto vengo con la segunda parte, no te pierdas!!! Un abrazote

      Me gusta

  11. Alba dijo:

    Estoy fascinada con estos escritos, se cuanto pasamos los cubanos por ser libres, por favor sigue escribiendo. Maravilloso!

    Le gusta a 1 persona

  12. Que tal historia !!! muy real, gracias por la sinceridad al narrarla, me hizo pensar en los guiones de peliculas dramaticas, tal vez seria una buena tu historia. lo que paso con tus amigos es algo que sule suceder entre humanos, nos dejamos influenciar pero como tu dices tal vez su amistad no era tan fuerte, te deseo todas las bendiciones del mundo en tu vida y siempre sigue adelante con ese espíritu emprendedor. Saludos afectuosos!

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias Moniquita! Ojala y algun dia fuera a la pantalla de un cine este tipo de historia, solo habria que dar con alquien dispuesto a hacerlo! Con respecto a mis amigos es cierto, al final somos humanos y podemos errar, y en el caso de ellos se dejaron influenciar, una lastima, pero la vida sigue! Mil gracias por tu mensajito y por seguir mi historia desde un principio acompanandome en todas esas aventuras! Saludos y un abrazo!

      Me gusta

  13. JUAN CARLOS dijo:

    Mi hermano increíble todo lo que has pasado para conseguir tus sueños, y mas duro fue lo que paso con Damían y Liz los cuales ya los considerabas como hermanos, pero se dejaron lavar el cerebro. lo que mas me impacta de tu historia es todas las experiencias que viviste, el trabajo que pasaste y la enseñanza que te llevaste. ESPERO POR LA SEGUNDA PARTE SALUDOS

    Le gusta a 1 persona

  14. Jack dijo:

    Wow,,,simplemente wow,,, De veras no pense que la historia terminaria en cuba (o al menos la primera parte)…tenemos que buscar a Steven Spielberg para que haga una pelicula de esto… Ahora, dónde está la segunda parte?????????? lol

    Le gusta a 1 persona

  15. Paola dijo:

    Increible!! realmente increíble que doloroso saber de estos sufrimientos de nuestros hermanos y no poder hacer nada para remediarlo, malditas las fronteras!!

    Le gusta a 1 persona

  16. Dionel dijo:

    (Este mismo comentario lo puse en FB)
    Acabo de leerme los 18 capítulos. Empezé como las 2:45 am y acabo de terminar como a las 4 y 37 am. Tienes muchas razones en muchas cosas. Y con respecto a la amistad con Liz y Damián, bueno como tú lo dices: unos se montan en el tren, otros se bajan. Lo importante es hacer las cosas y primero quedar bien con uno mismo, después con el resto, como quiera las probabilidades de quedar bien con los demás son bajas aún a veces con los buenos amigos. Así es que lo primero es la conciencia propioa y después entonces ver el resto. Claro, uno no vive sólo en el mundo y debe analizar las cosas y hacerlas de manera que no afecte al prójimo, o afectarlo lo menos posible, pero hay tantas variables que modifican los resultados de la ecuación de la vida que es difícil a veces, por no decir siempre, hacer las cosas 100% bien.

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias Dionel! Si, ya lei tu comentario por Facebook, y conversamos un poco. Pues nada hermano la vida sigue, y si unos amigos se bajan de nuestro tren pues debemos aprender lo bueno de esa experiencia y seguir pa’lante, como bien dices tu no siempre se queda bien pero lo importante es estar tranquilo con uno mismo y seguir haciendo el bien. Muchas gracias por comentar! Salud y exitos!

      Me gusta

  17. Cecilia dijo:

    hola mi hermano! se que la vida es dura y hay que seguir viviendo-la, con fe y coraje, por que lo que pasamos los cubanos no es fácil, pero cuando somos positivos como lo eres tu, las cosas continúan y vienen cosas mejores, a pesar de que son pruebas que debemos de pasar constantemente. te admiro mucho y tu lo sabes, no desde este momento, si no desde que eras un niño que te vi crecer y siempre supe que tu si podías ser tus sueños realidad. te quiero mucho

    Le gusta a 1 persona

  18. Elizabeth Lial dijo:

    Hola Rodolfo, me parecio muy pero muy interesante toda tu experiencia y comparto el comentario que hizo alguien mas, nunca me imagine que las cosas darian ese giro de 180 grados, pues todo iva tan bien.
    Pero se que ve que eres un luchador y se que saliste adelante
    me gustaria saber que fue de tu vida.

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias Elizabeth! Me alegro que te hayan gustado mis relatos, al menos esta primera parte, la segunda viene en camino, y ahi explicare lo que sucedio despues y a donde fui a parar! jejeje Saludos y gracias nuevamente por leerme!

      Me gusta

  19. Deysi Sanchez dijo:

    Sólo tengo que decirte que me encanto la forma que empleaste de narración, estuve pegada al teléfono hasta que leí todos los capítulos,y en mi opinión creo que tendrás garantizado tu futuro como escritor en tierras de libertad, sabes los cubanos todos tenemos nuestra historia pero no todos sabemos expresarnos de la forma que tu lo has hecho,mientras leía tu historia me hiciste sufrir , reír ,hasta me puse nerviosa cuando pasaste por los controles de los aéreo puertos, hasta el intenso frío de Kiev yo también lo sentía, espero con ansiedad los nuevos capítulos , te deseo mucha suerte y pienso que ahora te va a ser más fácil porque el que persevera triunfa y tu lo vas a lograr , mucha suerte amigo….

    Le gusta a 1 persona

    • Wow, sin palabras Deysi! Muchas gracias por ese comentario tan lindo. Me alegra mucho saber que te gusto la historia y que no te desprendiste del telefono hasta terminar! Mas aun me alegra que hayas vivido los relatos a traves de la lectura, si logre que vivieras todos esos momentos mientras los leias entonces cumpli satisfactoriamente mi objetivo! Prometo que la continuacion saldra pronto, no te la pierdas!!! Saludos y muchisimas gracias nuevamente por tan lindas palabras!

      Me gusta

  20. maria teresa lopez barrios dijo:

    rodol creo que lo mas importante en la vida es ser agradecido ,, a pesar de que tus amigos se dejaron llevar ,,por la cruela de la hermana, y creo que no valoraron esa gran amistad , y todas las cosas que compartieron juntos ,, pero bueno ,,yo creo que esto es parte de lo que la vida nos enseña ,, y pues no siempre las cosas son como quisieramos ,, pero si es cierto que nos sirve para seguir aprendiendo,, de cada persona que llega a nuestras vidas ,,y que eso te hizo mas fuerte ,, para ser un mejor amigo ,hermano ,,un mejor ser humano ,, y la vida misma se encarga de poner las cosas en su lugar !!! muy hermosa historia ,,gracias por compartirla rodol !! y la vida sigue asi que a disfrutarla con todo lo que se nos presente en el camino!!!! saludos!!

    Le gusta a 1 persona

  21. Es increíble esta primera parte. Me metí de lleno en la historia. En tu historia. Parece mentira. Sorprendente. Impactante. Qué fuerza de voluntad que tenés. Admiro tu lucha!!
    Saludos! (ya voy a leer la segunda parte)

    Le gusta a 1 persona

  22. Saul Manuel dijo:

    Colega la primera parte esta muy buena, no tengo idea de por lo mucho que has pasado, esto lo leo en mis tiempos libre en el trabajo, tengo que salvar lo que queda para entretenerme en la casa, no se donde te encuentras en estos momentos pero te deseo lo mejor y… ponme al día en algo? en que año fue todo esto? que sabes de Liz y Damian? sobre la bruja de la escoba… conozco personas igual o peor, y te cuento que tengo que contar para no faltar el respeto… rodo… un pregunta… me pudiera mandar tu correo, es que a veces me da por escribir reflexión y cosas de esas y te las podría mandar para que las pongas en tu blog, son reflexiones de cosas de aquí, o de días especiales…. en el comentario tengo que poner mi correo, puedes responderme por ahí si deseas (muy independientemente de la respuestas que das habitualmente a cada comentario). no puedo entrar a Facebook o a Tweet por motivos obvios de CUBA

    Me gusta

  23. Ging Freecss dijo:

    Y al final no has tenido mas comunicación con ellos(Damian y Liz)?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s