Capítulo 8 Una vía de escape

Sasha y su mamá Olga fueron las primeras personas que sin conocernos ni hablar nuestro idioma nos extendieron la mano a nuestra llegada a Ucrania. ¿Qué hubiese sido de nosotros sin estos buenos samaritanos? Creo que la historia hubiese sido muy diferente. A través de ellos conocimos otros amigos que también influyeron en nuestras vidas y nos ayudaron durante nuestra estadía en el país. ¡Todos querían aportar su granito de arena! Algunos trajeron bolsas con comida, otros nos regalaron algunos sweaters para el frio, ya que no teníamos ropa adecuada para el invierno tan crudo que había en Kiev en ese momento; y otros nos ayudaron a obtener un permiso de residencia temporal porque nuestras visas vencían a los pocos días. Nosotros no teníamos palabras para agradecer todos esos gestos tan lindos, la ayuda que nos dieron y todo ese calor humano con que nos acogieron.

La familia de Liz envió algún dinero por Western Unión que nos ayudó a estabilizarnos un poco y poder rentar un pequeño apartamento, claro a través de un amigo de Sasha. En ese momento, la vida en Ucrania no era cara. Para darles un ejemplo, con 100 dólares era suficiente para comprar la comida de un mes para los tres. Había mercaditos públicos donde algunos granjeros vendían a diario leche, huevos, verduras y pan, entre otras cosas. Todo muy barato y nosotros aprovechábamos para comprar ahí. Un apartamento de dos cuartos costaba 150 dólares. El transporte público era muy barato también; los microbuses costaban 1 grivna que viene siendo como 20 centavos de dólar, y el metro (subterráneo) costaba 50 kopeks (centavos), que viene siendo 10 centavos de dólar.

Hubiese sido espectacular hablar ruso y podernos quedar en Kiev, la economía parecía muy estable, y las personas maravillosas y hospitalarias. Pero lamentablemente ni hablábamos el idioma, ni quedarnos allí era nuestro objetivo, así que debíamos conseguir lo antes posible una vía para salir a los EEUU. Empezamos a contactar personas que pudieran ayudarnos o darnos alguna referencia. No recuerdo cómo, pero dimos con alguien que hacía el trabajo que queríamos. Lo contactamos y dijo que saldría de viaje al día siguiente pero que a su regreso nos vería para conversar y determinar si queríamos sus servicios o no.

Yo tenía familia en EEUU, pero como no estaban de acuerdo con mi viaje para Ucrania, decidí no decirles nada de lo que haría. Ellos habían llamado a mis padres tratando de evitar mi salida y diciéndoles que era una locura lo que yo iba a hacer y que no contara con su respaldo. Mis padres sabían que ellos solo estaban preocupados pues yo era muy joven para lanzarme solo a esa aventura; pero para ellos era mejor dejarme ir y apoyarme, a que yo me fuera si decirles nada, como hicieron Damián y Liz que no le contaron a nadie excepto a la mamá de Damián. El caso es que como mi familia me dijo que no contara con ellos para esto, yo decidí no llamarlos. Pero mi mamá es muy persistente y no hacía más que insistirme que les llamara, así que una semana después de estar en Kiev les hice una llamada para darle la “sorpresa”.

¿Tú estás loco? ¿Qué haces en Ucrania? ¿Cuándo pasó eso? Esta fue la reacción de ellos al enterarse de mi viaje. Afortunadamente después de calmarse me dijeron que contara con su ayuda, que ellos solo querían presionarme para evitar que usara esa vía, pero ya que estaba ahí me ayudarían. Y así fue, en los meses siguientes me enviaron siempre un poco de dinero para ayudarme con los gastos de hospedaje y alimentación.

andrews-descent-kiev-ukraine-1

Bajada de Andrew es una calle-museo, y una de las atracciones mas famosas entre los turistas que visitan Kiev.

Por otro lado queríamos conocer la ciudad, llevábamos unos días en Kiev y no habíamos visto nada lindo, solo barrios de edificios. Así que le pedimos a Sasha y otros amigos que nos llevaran al centro de la ciudad para conocer y tomar algunas fotos para nuestras familias. Yo para este momento ya había conseguido un librito de ruso y me había aprendido unas cuantas frases, cada vez se me hacía más fácil entender lo que decían. Al principio me costó un poco, pero como dice el dicho “la necesidad obliga” y muy rápido empecé a asimilar el nuevo idioma.

Ese fin de semana nuestros amigos nos recogieron para llevarnos a pasear y por fin conocer las partes lindas de la ciudad. Entiendan que Kiev es una de las ciudades más antiguas de Europa del Este y a través de los siglos ha hecho un gran esfuerzo por conservar su legado cultural; jugando un papel importante en el desarrollo de la sociedad eslava oriental tanto como de la actual nación ucraniana. Por todas partes se pueden apreciar construcciones muy antiguas, monumentos, plazas, y hermosas iglesias ortodoxas. Todas estas edificaciones muy bien conservadas. El número de iglesias por la ciudad es impresionante, y muchas de ellas han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En verdad uno se queda asombrado de la belleza arquitectónica e imponente de estas iglesias en Kiev, son puras obras de arte.

Una de las Estaciones de Metro de Kiev.

Algo más que me asombro de la ciudad fue el sistema de Metro, el cual es sumamente eficiente, y es el principal medio de transporte público. Hay 3 líneas (roja, azul y verde) que conectan más de 40 estaciones por toda la ciudad. El servicio de metro es increíblemente barato como mencioné anteriormente, aunque hoy día cuesta 2 grivnas (equivalente a 25 centavos de dólar), pero igual sigue siendo muy económico al compararlo con otros metros en el mundo. En aquel entonces nosotros compramos una tarjeta para todo el mes que costaba cerca de 7 dólares (actualmente es aproximadamente 12 dólares) y el servicio es ilimitado por los 30 días. Los trenes pasan cada dos minutos en hora pico y cada 5 durante el resto del día, excelente el servicio.  Las tres líneas se conectan bajo tierra a través de túneles que permiten a los pasajeros cambiar de línea sin salir del sistema, evitando así pagar de nuevo.

Plaza de la Independencia. Centro de Kiev

Uno se queda boquiabierto cuando llega al centro de Kiev, es absolutamente hermoso; esos edificios antiguos te transportan a otra época, y parece que estás viviendo un sueño. Ahí en el centro está la Plaza de la Independencia y la calle Jreshchátyk, que se convierten en el lugar de encuentro para miles de capitalinos que se reúnen para disfrutar de los tantos restaurantes de la zona, clubes y cafés. Las calles del centro están cerradas al tráfico de automóviles los fines de semana y también en los días festivos. Nuestra impresión de Kiev ya no era aquella imagen aterradora de pinos forrados de nieve por todas partes, y edificios de fachadas descuidadas. ¡Kiev era una ciudad definitivamente hermosa!

Unos días más tarde, recibimos una llamada del sujeto que habíamos contactado para que nos ayudara a salir para los EEUU, y le dimos la dirección para que fuera a nuestro departamento (a partir de este momento me referiré a él como Nelson). Estábamos muy nerviosos y con cierto temor, pero teníamos que ver si él nos podía ayudar. Ya habíamos hablado con dos o tres contactos más que nos recomendaron, pero a la verdad no nos inspiraban confianza pues pedían mucho dinero y la mitad por adelantado, así que no nos arriesgamos y esperamos por este último que viniera de viaje ya que era cubano igual que nosotros, y al parecer sabía lo que hacía. Cuando llegó Nelson a nuestro apartamento nos sentimos en cierto modo aliviados pues al final éramos coterráneos. ¡Que inocencia la nuestra! Claro, cuando uno acaba de salir y no tiene experiencia eso es lo que piensa, pero hoy día sabemos que no es así, por favor, no se confíen si alguna vez tienen a algún familiar en la misma situación. Nelson nos contó que había sacado a mucha gente y le dimos a la familia de Liz los teléfonos que él nos dio como referencia para que los verificaran ya que ellos eran los que iban a pagar. ¡Y así lo hicieron! Al día siguiente nos llamaron para dar luz verde al viaje.

El plan era el siguiente, saldríamos con pasaportes de otra nacionalidad por tierra a un país vecino para de ahí abordar el avión a EEUU. Al llegar tendríamos que romperlos, descargarlos por la tasa del baño, y luego presentarnos a inmigración con el pasaporte cubano. Total saldría en diez mil dólares el juego. Mil se tendrían que dar al principio para hacer los documentos y empezar el proceso. Obviamente, nosotros pensamos que si perdíamos esa cantidad no era mucho en comparación con los otros que pedían cinco mil de entrada para empezar y ni siquiera podían dar referencias verificables.

Yo llamé a mi familia y les conté del plan, pero me dijeron que ellos no podían pagar esa cantidad de dinero. Si yo había decidido estar ahí pues me ayudarían por un tiempo entre todos para que pudiera salir adelante, pero que yo tenía que aprender el idioma, buscar trabajo y reunir para pagar esa suma si quería ir para los EEUU, de lo contrario tendría que quedarme en Ucrania. Yo entendí perfectamente; desde que salí de Cuba sabía a dónde iba y estaba dispuesto a arriesgarme. Así que le comenté a Damián y Liz de mi situación y ellos se pusieron un poco tristes pues no querían seguir sin mí. Yo les di ánimo y les expliqué que de todas maneras yo había decido ir para allá y en un principio no tenía idea de seguir con ellos a los Estados Unidos. Yo estaba dispuesto a quedarme en Kiev y hacer mi vida allí, al menos estaría mejor que en Cuba. Así que les dije que yo estaría con ellos hasta que se fueran y de ahí buscaría un lugar más barato donde vivir y empezaría a hacer mi vida, total ya me estaba gustando el país.

Un par de semanas más tarde, Damián y Liz tenían sus nuevos documentos en la mano, ahora eran españoles. Nelson les recomendó practicar un poco el acento español y aprenderse los datos más significativos de España por si los cuestionaban en algún lugar. Luego nos dijo que saldrían la semana entrante y  mostró los boletos. Nos pusimos muy contentos y llamamos a la familia de Liz para avisarles de la noticia, todo empezaba a fluir como queríamos. El país de trampolín seria  Moldava. Y de ahí volarían a Estados Unidos a través de Viena.

El día anterior al viaje nos sentamos a conversar y lloramos mucho, estábamos nostálgicos pues era difícil para nosotros separarnos después de un mes juntos en Ucrania; y todo lo que habíamos pasado para estar allí. Ellos prometieron que una vez llegaran y empezaran a trabajar me ayudarían a pagar mi parte para que yo pudiera ir. Fueron momentos muy tristes. Primero, nos tendríamos que separar; segundo, no sabíamos si los planes iban a salir como esperábamos; y tercero, en una semana se vencía la renta y no sabíamos que iba a pasar conmigo ni a donde me tendría que ir. ¿Cuál sería la suerte de estos tres locos en lo adelante? A la verdad que en ese instante no teníamos ni la más remota idea.

Continuará…

Ir al —–> Capítulo 9

Copyright © 2014 Rodolfo Paneque
Anuncios

Acerca de Un Cubano por el Mundo

Soy Rodolfo Paneque, un cubano como otro cualquiera haciendo realidad mis sueños de vivir en libertad y viajar por el mundo. Mi pasión por los viajes me llevo a estudiar una licenciatura en Hotelería y Turismo, y de esa manera me he realizado como profesional en el este fascinante mundo al que me he dedicado. Me encanta compartir mis experiencias con amigos y familia y así estimularlos a que viajen también y se vayan a descubrir las maravillas que hay regadas en mundo. Les invito a todos a seguir mi blog y también a seguirme en las redes sociales. Si eres de los míos ¡bienvenido a bordo!
Esta entrada fue publicada en Capítulos 1 - 9, Lee mi historia: y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

23 respuestas a Capítulo 8 Una vía de escape

  1. Geidy dijo:

    Rodolfo me encanta tu historia, se me erizan los pelos mientras la voy leyendo, GRANDE UOMO un besito de tu primera fan! Muaaaaaaaaaaaaaaah!

    Me gusta

    • Rodolfo M. Paneque dijo:

      Gracias Geidy, tan linda, siempre dejandome tus comentarios! Quiero que sepas que lo aprecio mucho!! Me alegra saber que te sigue gustando la historia. Besossss!

      Me gusta

  2. Rosa Gonzalez dijo:

    BELLO TODO! PARECE IR BIEN, UNA BUENA NARACION. PON RAPIDO LO OTRA PARTE! UN ABRAZO

    Me gusta

  3. Michel Travel Services dijo:

    Reblogueó esto en Michel Travel Services.

    Me gusta

  4. Roger Perea dijo:

    En espera de la siguiente entrega… :D. ¡Excelente relato!

    Me gusta

  5. Yamilé dijo:

    Ro, al estar leyendo la descripción que haces de la Ucrania de aquellos años, rápido me vino a la mente las imágenes que a diario veo ahora de ese país, y me da mucha tristeza. ¡Nada que ver con la Ucrania que tú conociste!
    Y en esta parte de la historia, veo que nuevamente el Universo quiso que tu camino lo siguieras solo, ¡supongo que la respuestas del por qué sucedió así solo lo pudiste saber al pasar del tiempo!
    Y como bien dices, ¡qué ingenuo uno es cuando acaba de salir de Cuba ja,ja,ja! Ya después la vida “afuera” te demuestra que todo lo que brilla no es oro ja,ja,ja. Pero no hay de otra, equivocándonos es como aprendemos y alertamos a los nuevos.
    Te mando un fuerte abrazo y un beso enorme. Como siempre, me ha encantado tu historia y la disfruto de punta a cabo. ¡Felicidades!

    Me gusta

    • Rodolfo M. Paneque dijo:

      Si Yami, increible lo que esta viviendo el pueblo ucraniano en estos momentos, no dejo de pedir por ellos. Veo esas fotos con todo destruido y me da mucha tristeza.
      Con respecto a los de “ingenuos” es verdad. Muchas veces creemos que los cubanos que estan afuera nos van a dar una mano u orientacion al menos y lo que hacen es hundirte si les es posible. Muy triste, pero es algo que me toco vivir en carne propia, y por lo que veo tu lo has visto oo experimentado tambien. Por eso nosotros debes hacer lo contrario y siempre ayudar a quienes podamos, al final todos somos hermanos y luchamos por la misma causa.
      Bueno corazon, gracias por comentar siempre en mi blog, y que la historia te siga gustando. Un abrazo fuerte!

      Me gusta

  6. Maricza dijo:

    Sabes pense que seria diferente pero cada vez eso es mas duro esa historia mi amigo Rodolfo te admiro mucho por tu fortaleza y valentia cuidate mucho un abrazo ….

    Me gusta

    • Rodolfo M. Paneque dijo:

      Gracias Maricza! Si, todos pensaron que seria felicidad pero realmente aqui es donde empieza nuestro camino, muchas cosas estan por pasar! No te pierdas los proximos capitulos! Un beso.

      Me gusta

  7. Excelente!! los limites solo están en nuestra mente! hago incapie en la inocencia o ingenuidad suya, ya no se ve esa cualidad hoy en día y hasta es vista como negativa, a mi en lo particular la valoro mucho.

    Me gusta

    • Rodolfo M. Paneque dijo:

      Monica, gracias por dejarme siempre un mensajito! Si, en ese momento era muy ingenuo pero la vida se encarga siempre de hacerte madurar… Que bueno que te sigue gustando la historia. Saludos!

      Me gusta

  8. Ricardo Tamayo dijo:

    Rodolfo leí con gran tristeza tu relato y las lágrimas brotaron en mis ojos.pero se que la fortaleza de espíritu indomable que muestras te llevará a donde has trazado tu meta.conozco la Habana y tengo amigos cubanos y con tu historia me confirmas los deseos que me han expresado ellos. Cuidate mucho se feliz y que Diosito te acompañe toda tu vida. Termina tu relato que lo seguiré esperando, espero sea pronto. Tu amigo Ricardo de Puebla México.
    Espero la terminación de tu relato amigo.

    Me gusta

    • Rodolfo M. Paneque dijo:

      Ricardo,
      Muchas gracias por tan emotivo comentario, y por todos tus buenos deseos. Pues si amigo, mi historia es la de miles de cubanos que han pasado por lo mismo o situaciones quizas mas dificil. Y estoy seguro que tambien sera la historia de muchos cubanos mas que aun siguen en la isla. Esperemos ese regimen un dia cambie. Gracias por comentar, lo aprecio mucho! Saludos!!

      Me gusta

  9. Aliesky dijo:

    La verdad que muy conmovedora tu historia , interesante , la verdad es que muchos deberíamos tener esa fuerza y voluntad con que tú has sabido emprender ese viaje a lo desconocido sin saber a lo que te enfrentarías , creo que al tú ser tan positivo en la vida es lo que te ha llegado a vencer los obstáculos con que te ha puesto la vida. Saludos

    Me gusta

    • Rodolfo M. Paneque dijo:

      Aliesky,
      Muchas gracias hermano. Creo que tienes razon, a veces la clave es tener una mente positiva en todo momento, eso te ayuda a pensar mejor y de una manera u otra ir venciendo los obstaculos que se te presenten en el camino. Y la fuerza pues que te digo, a veces la sacamos de donde no la hay para poder seguir adelante.
      Una vez mas gracias y me alegra que te guste la historia. Saludos

      Me gusta

  10. Claudia dijo:

    Rodolfo mi amigo necesito que le mandes la encuesta ami suegra por Facebook que no le ha llegado y no se como hacercelo llegar porque a mi me llego vía mail y no se como enviárselo a face book si es que existe una posibilidad. Este es su face book : antonioventrici@live.com.ar

    Me gusta

  11. maria teresa lopez barrios dijo:

    oye rodol que gran historia la tuya !! como hir pasando de tristeza a emociones y sobre todo enfrentando las cosas asi como llegaban ,, la verdad admiro mucho tu gran fortaleza ,,y que bonito es ucrania!! muy bonitas fotos !! gracias rodol por compartir!!

    Me gusta

  12. Ariel dijo:

    Muy buena la narración y muy claro la explicación y consejos que nos brindas. Ahora mismo yo soy unos de esos tantos cubanos que sueña con un día tener un mejor futuro, fuera de Cuba. Y tu historia brother me aclara muchas dudas. Por tu historia veo porque siempre, pienzo que lo que dicen algunas personas de que “hay que prepararse” o sea estudiar, es valido. Tu experiencia lo demuestra. Exito te deseo Rodolfo

    Me gusta

    • Gracias Ariel! Aprecio mucho tus palabras y que te hayas tomado el tiempo de dejarme este mensaje.
      Si piensas salir hazlo sin miedo, pero eso si, preparate y busca toda la informacion que puedas antes de dar el paso, te va a ser util. Cuando yo sali no habian muchas vias de averiguar sobre otroa paises y que hacer, pero hoy en dia la informacion esta por todas partes a la orden del dia!
      Mucha suerte en cualquier paso que des y mis mejores deseos para ti! Saludos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s